lunes, 2 de noviembre de 2009

Larry el mendigo

Larry me mira con sus ojos grises acuosos y me pide que le preste mi cámara para tomarme una foto.
-La foto te la quiero tomar yo a ti -le digo.
No accede, pero no deja que me vaya. Me pregunta el nombre, el apellido, la nacionalidad. Me pide que le invite un cafe. Le digo que no, que si la profesora de ética se entera me regaña pues los reporteros no deben pagar por información y aquí piensan que brindarle un café a alguien es comprarlo.
Me da dolor no invitarle un café. Se nota que tiene frío. Es claro que no se ha bañado. Tiene las manos sucias y la barba enredada, pero aún así, o tal vez justo por eso, luce hermoso. Le hablo de una encuesta que publicaron sobre como subió el índice de personas sin casa en Nueva York. Dice Larry que va seguir subiendo. Que la crisis no se ha acabado, que la cosa va para largo.
Larry no me cuenta toda su historia. Solo dice que ahí, en el refugio donde duerme no tiene privacidad, que no tiene donde guardar sus cosas. Veo el carrito que lleva con él. Lleva ropa y papeles. Lleva también cartones.
Le digo a Larry que por favor me deje tomarle una foto, que en lugar de estar hablando con él debía tomar fotos, que para eso el profe me había mandado a la calle con una cámara, y que si no me deja tomarle una foto me van a raspar.
Acepta reacio. Prometo no publicarla. Me pide mi mail para mandarle la foto. Se lo doy y también mi número de teléfono y la dirección de la escuela. Le digo que me llame, que quiero pasar un dia con él y tomarle fotos. Pienso egoistamente en ese foto reportaje que tengo que entregar en dos semanas y en cómo el sería ideal. Me da verguenza mi egoísmo.
Larry no me llama. Miro su foto que tengo guardada en el escritorio de Margarita, mi computadora. Es una buena foto. Sus ojos grises acuosos salen mas grises y mas acuosos que en persona. Miro también la foto que por fin dejé que Larry me tomara. No pienso borrarla. Pienso guardarla y entregársela junto con la suya cuando me lo vuelva a encontrar en esa esquina de Time Square a unos pasos de mi universidad.

18 comentarios:

el cielo delante dijo...

Amiga, tu tambien eres una muy buena narradora (y con buena etica). Recuerda que las historias no dejan de existir porque no se publiquen... Las mejores historias a veces son las de no ficcion disfrazada de ficcion. Casi como la que tu has contado.

Galán de Barrio dijo...

quiero ver esas fotos!

las dos :)

besos querida, me alegra verte de nuevo por el barrio

Terapia de piso dijo...

Qué lindo que cediste y te la dejaste tomar.

Ceder es hot.

Te adoro con ansias desmedidas.

José Roberto Coppola

la intérprete distraída dijo...

Hermoso!!! Esta es tu hermosa voz!! besos, divina.

lore

Malhumoretti y Neptuno dijo...

fue muy lindo haber encontrado tu blog, lindo el relato y también ver la crisis desde otra ubicación geográfica.

Saludos y seguiremos visitándote!

yacasinosoynadie dijo...

que lindos personajes hay por ahí... yo, en Bogotá, encontré uno que tiene la profesión más insólita del mundo: "regalador de dulces"... no los vende, no pide nada a cambio, los regala... ¿de que vive? la gente lo adora y cada que puede le da dinero que el recibe a regañadientes... Suerte con esas fotos extranjera... y que bueno volver por acá...

Forget dijo...

Muy lindo el texto! y la verdd me fascina tu blog

Vanesa dijo...

Te importa si te repito una vez mas el hecho de que me encanta como lo mas cotidiano lo transformas en puro arte!

Suerte con Larry y con las fotos

Vanesa

Federico Santelmo dijo...

Larry es el verdadero extranjero en su propio país.

DINOBAT dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
DINOBAT dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Kiz dijo...

Pobre Larry...He too would love to belong...

Hollie A. Deschanel dijo...

Larry es suertudo.

Beso!

la intérprete distraída dijo...

Extraño tus historias. Besos, linda.

HERMINIA dijo...

Como siempre, una narración extraordinaria. Se te extraña.

Extranjera dijo...

Almu: me encantan las historias de no ficción disfrazadas de ficción. Tu también eres una magnífica narradora con una gran sensibilidad.
Galán: ya tuviste respuesta a ese comentario. Abrazos.
Jose: ceder es hot. Te adoro.
Lore: yo creo que es por el cariño que todo lo que escribo te parece hermoso. Eres una bella.
Malhumoretin y Neptuno: me alegro que les haya gustado. Y sí es importante recordarse que esta es una crisis global.
Jorge: tienes que buscar a ese señor y escribir sobre él. Por Dios que buena historia!
Forget: Gracias, abrazos.
Vane: gracias por decírmelo. Eres una linda.
Federico: gran verdad!
Kiz: cierto. En el fondo los seres humanos lo que queremos es ser queridos y sentirnos parte de algo.
Hollie: por qué lo dices?
Lore: bueno ya volví. Se me está haciendo difícil seguir el bolg pero todavía me siento muy atada a él.
Herminia: gracias, yo también los extraño.
Abrazos!

Ani Sosa dijo...

Extranjera en el 7-D: Llegué a tu blog por azar y me ha encantado. Fue una grata sorpresa encontrar tus escritos en Nueva York. Tengo un par de horas leyéndote, y te diré, me he reido y me han salido lágrimas y me he conmovido. Gracias por compartir tus palabras con nosotros.

Yo soy amante de esa ciudad, hace unos meses tuve la oportunidad de pasar un tiempo allá y aproveché la musa que es Nueva York para escribir una pequeña novela.

Un beso y sigue escribiendo que te estaré leyendo,

Ani

A-nah! dijo...

¿Y? ¿Lo encontraste? ¿Le diste las fotos? ¿Qué es de la vida de Larry? ¿Qué es de tu vida? Háblame, quiéreme.

Besito.