martes, 5 de mayo de 2009

Anna, Marc y yo


A Marc Jacobs, diseñador y genio creativo de Louis Vuitton, y a Anna Wintour, editora de Vogue e icono de la moda, los fotografié ayer en el MET en la inauguración para la prensa de la exposición anual del instituto de la moda titulada The Model as Muse: Embodying Fashion.
Yo fui por dos razones: la oficial es que un amiga me pidio tomara las fotos para un reportaje que está preparando -cabe destacar que yo no soy fotógrafa y apenas se como poner el flash-; la secreta es que -y no se si ya había confesado esto antes en este blog- soy una junkie de la moda. Me interesa, me obsesiona, me distrae, me inyecta energías cuando nada más parece valer la pena. Así que hoy, en lugar de romper el silencio creativo que me tuvo prisionera por una semana con lamentos sobre mi existencia, decidí abrazar mi frivolidad -que la tengo y la amo- y hablar de Marc y de Anna, de lo divinos que son, de lo exquisitos que son y de cómo tomaban café en la sala de las esculturas griegas en el MET, muy cerca de la escultura de Perseo sosteniendo la cabeza de medusa.
A Marc lo vi primero, solito, en la tiendita que vende memorabilia de la exposición, con uno de sus trench khaki y su falda tipo escocesa que revolucionó hace algunas colecciones la moda masculina. Me le acerqué, tímida, casi sin palabras, y le dije como pude:
- Hello Marc, I'm from Venezuela and I would like to take a picture of you.
- Of course- dijo como si no tuviese otra opción.
Posó por menos de medio minuto y un saludo lo distrajo. Una rubia gorda con una pluma en la cabeza le dijo, "Mark every time I see you, you look thiner". Pensé que era verdad, estaba más delgado y sus ojos eran más azules. Hubiese querido haber tenido puesto los guantes a rayas de su marca, que me compré en una de las 15 tiendas que tiene en el Village -es lo único de su línea que tengo pues por ahora está como difícil usar uno de esos vestidos que tan bello lucen Sofia Coppola (cliente fija) o Keira Knightley. Luego otro grupo de gente llegó y se lo llevó. Todos querían un pedazo de Marc.
Una chica me avisó que en el piso de abajo sería la rueda de prensa -aunque no la llamó así pues en verdad no había derecho a preguntas, sólo a escuchar discursos- hice caso y bajé las escaleras. Menos mal. Al llegar a la sala de las esculturas griegas, esa que tiene vista al Central Park, veo una mujer rubia, ya no tan joven, flaca, flaquísima, con el cabello corto al ras de la barbilla y la pollina perfecta cubriendo las cejas: Anne Wintour, la editora de Vogue, famosa por ser tirana, que Meryl Streep interpretó en El diablo viste de Prada. Mi amor propio me detuvo de ir corriendo a sus pies a rogarle que me diese un trabajito -"el que sea manita, hasta quitándote la pelusita del abrigo"- en Vogue.
Tenía un trench coat beige claro sobre una camisa de flores con una falda también de flores, pero de estampado diferente. Medias negrísimas, y zapatos de punta redonda y tacón del mismo color. Una forma de neutralizar el contraste de los estampados, fue mi conclusión basada en horas y horas de revisar religiosamente Vogue, Glamour e In Style (cuando dije que era una adicta a la moda, no bromeé).
Presencié el momento en que Marc y Anne se saludaron con un beso casi etéreo en cada mejilla y compartieron un café en una de las mesas de pie (ver foto). Yo y como tres fotógrafos más, nos instalamos en frente de ellos y con todo el descaro del mundo disparamos hasta que ellos nos miraron feo. Me preocupó que Marc pensara que lo estaba acosando, pero que más da: en verdad lo estaba acosando. Cuando reviso mi cámara tengo fotos de Marc saludando, conversando, arreglándose el cabello, tomando café, limpiándose la boca con una servilleta, etc.
Ambos se sentaron en la primera fila de sillas, uno al lado del otro, a escuchar como los curadores hablaban de la exposición y le daban gracias a los dos por su colaboración y "distinguido aporte al mundo de la moda". Marc dio un discurso que no escuché pues estaba concentrada tomándole fotos y soñando en cómo sería el vestido que me iba a diseñar: Azul marino -mi nuevo color- y beige, corto y con faralados en el cuello. O más bien algo más plano en verde limón y gris con un cierre en el medio. Hot!
En 15 minutos todo se acabó, la Wintour se sentó a conversar -o mejor escuchar porque en el tiempo que estuve ahí no la vi gesticulando- con dos amigos y un guardaespaldas se paró enfrente y evitó que tomara fotos. Guardé la cámara, busqué mi abrigo, y me fui con la feliz certeza de que no importaba que pasara ese día, yo -sí, yo, la Extranjera del 7-d- había conocido -más bien acosado- a Marc Jacobs y Anna Wintour. Yeiiii!

14 comentarios:

Anónimo dijo...

Extranjera que finooo Marc Jacobs, esas son las cosas que me encantan de vivir en una ciudad como la tuya.
t.

Lore dijo...

Braaaaaaaaaaaavo, ¡me encantó! Sos de las adictas de la moda que necesitamos, de las que piensan, de las que te hacen sentir cosas maravillosas. ¡Un abrazo infinito que emule a tu sillón vainilla!

Galán de Barrio dijo...

ja!

bueno, he conocido un nuevo aspecto tuyo, así que farandulera, eh?

jajaja

igual prefiero mil veces cuando haces brillar a las personas hermosas y simples en tus relatos que adoro

besitos

Gastón dijo...

No sé porqué pero me siento aliviado de estar leyendo y escribiéndote y que no sepas lo que tengo puesto.

Besos desnudos

Luciana dijo...

Extranjera darling,
El Jacobs cuando te vio seguro comenzo a crear en su mente ese vestido limon con el cual vas a ir a tu 'date' con Woody Allen!
LOL
Luciana

Terapia de piso dijo...

¿A la de quién se me parecerá la pollina de la Wintour?

Te adoro.

José Roberto Coppola

victor_marin dijo...

Qué fino extranjera!! Realmente no sé mucho de moda -por no decir nada- pero en estos días vi un programa de Anna Wintour y la tipa es una dura!! Como dato curioso... sabías que cuando va a las fiestas sólo se queda 20 minutos y no toma una sola gota de alcohol?

un abrazo farandulero

Vanesa dijo...

Que éxito Extranjera! Me encanta la moda!! Y mas aun de la manera en que tu lo relatas..Marc Jacobs!! … Anna Wintour!! Siento que sueno como una colegiala….jajajaj los dos son unos genios..la ultima campaña de Jacobs con Madonna fue genial y la Wintour…bueno esa construye y destruye…Besos!

ps: tranquila que somos dos faranduleras...:)

Jefferson dijo...

Muy buen registro de tu encuentro con la crema y nata de la moda mundial. Excelente escrito Extranjera.

Saludos.

El Jardinero del Kaos dijo...

Quiero una cartera de Louis Vuitton(no se para que) y un traje de valentino...

somos fashion victims extranjera!!!

un beso

Extranjera dijo...

Anónimo: sí, aquí siempre hay algo, es finísimo.
Lore: eres una bella.
Galán: un momentico una cosa es la farándula y otra es la moda. A mí me gustan ambas (jajajajajaja). En serio, pues está bien que te gustan más mis relatos sobre personas hermosas y simples (a mi también) pero la moda es mi escape. Y con este gusto demuestro que no todas las chicas que les interesa la moda o trabajan en esa industria tienen un mani en la cabeza. A veces tiene una lenteja. Jajajajaja. No vale, en serio.
Gastón: jajaja. ¿Cómo sueles vestirte? Podría asegurar que no le prestas demasiada atención a eso, lo cual le fascina a las mujeres.
Luciana: jajaja, boba. Amo a Jacobs. Amo a Woody. Pero para mi cita con él pienso usar algo más recatado para que no crea que quiero fiesta!
Terapia: nooooo, a ella no se le mueve ni un pelo, mi pollina tiene vida propia.
Víctor: no sabía que la Wintour no tomaba alcohol pero sí lo de los 10 minutos. Sí, la tipa es una dura, y como cuento, casi ni habla.
Vanessa: sí, la Wintour es una vaina. Faranduleras no, con gustos amplios y variados. Cuando vengas a NY a visitarme te llevo a una tienda de Jacobs donde venden accesorios en rebaja.
Jefferson: gracias aunque creo que quedé como una fan enamorada. Lo cual no importa porque es verdad. Je!
Jardinero: yo sí soy full fashion cictim. Cuando vengas a NY te llevo a la tienda Louis Vuitton para que alucines. Aunque a mi Louis Vuitton no me mata, prefiero las cosas que hace para su línea Marc by Marc Jacobs.
Abrazos a todos!

Magaly dijo...

"el que sea manita, hasta quitándote la pelusita del abrigo"-en Vogue". Ahhhhh!!! It's so you, maniiiita!! :___D. I really, really, really, really miss you, lil' prome. Lo que pasa es que no te lo digo nunca o si no me deprimo :/ :(.
(Marquito y Annita, para tu lista neoyorquina de celebrities!! :D. Consumatum est... u_u ^^ ;P)

Extranjera dijo...

I really, really, really, miss you too. Y tampoco te lo digo tanto porque también me deprimo. Y sí, conoci a Marc y a Anna, creo que puedo morir en paz. A ver, no, me falta Kate Moss, Julianne Moore, Kate Winslet y por supuesto Woody Allen.
Te adoro!!!!!!!

Corina Contaris T. dijo...

Hay otra revista que es GRAN DIO SA y acá en Caracas es un lujo tenerla: VANITY FAIR. Y la moda también tiene ese efecto en mí: resucitarme cuando nadie más puede hacerlo!

besosssss