domingo, 21 de febrero de 2010

Hagamos un trato

A Leis por sugerirme que descargara mi furia con el teclado. Te quiero, mamis.

Me pregunté que se siente ser Latina y di con la respuesta.
No se siente nada.
Nada de nada, pues la verdad es, que yo no soy latina, yo soy venezolana.
Venezuela está en Latinoamérica al igual que muchos otros países como Colombia, Brasil, Guatemala, Bolivia, que poco tienen que ver los unos con los otros, excepto por el hecho de que comparten continente y hablan el mismo idioma (y esto ni siquiera es una regla porque ya sabemos que en Brasil se habla portugués).
Así que como yo no siento nada de nada, dudo que un bogotano bien empintado o un boliviano de Cochabamba tengan una respuesta para esta pregunta.
Ser Latino, que suena muy lindo, que es una idea bellísima, esa de que somos apasionados, y desordenados e impulsivos, no es más que un invento de estos gringos para poder meternos a todos en la misma bolsa y tal vez evitarse el fastidio que les debe causar aprenderse cada uno de los nombres de nuestros países. Y cuando escribo esto, me viene a la mente el video de Alberto "Is it Qüito or Quito" ( http://www.youtube.com/watch?v=WVU6ulSMjc8).
Entiendo por qué lo hacen pero honestamente, me fastidia cuando mis compañeros de la universidad me preguntan cómo están las cosas en Latinoamérica, o cómo se hace tal cosa u otra en Latinoamérica. Señores, Latinoamérica no es un país, y si quieren saber cómo están las cosas en algún país de Latinoamérica, hagan lo que yo y abran el periódico. No van a obtener una respuesta más cercana de mi parte, porque a exceptuar por algún viajecito a Guatemala, o Colombia, la única realidad que yo me conozco (y a veces me cuesta entenderla) es la venezolana.
Así que no, señor de la oficina de Career Services de mi universidad, no sé cómo es el mundo de las publicaciones en inglés en Latinoamérica porque yo no vivo en Latinoamérica, yo soy solo parte de un país que es parte de un compendio mayor.
Ser Latino es como casi todo en este país, una marca. Es Jennifer López y su culo gigantesco y Penélope Cruz (cuyo país de origen ni siquiera forma parte de Latinoamérica) y sus ojos gigantes, es Eva Longoria y su estampa de sexy mama, es Shakira y su bamboleo de caderas. Y sin contar que Jennifer López y Eva Longoria se criaron en este país y ni siquiera hablan español, aparte del hecho de que todas están buenísimas, no sé si los elementos que hacen latinas a estas mujeres sean los mismo, aunque si estoy segura que para los gringos los son: tres mujeres piernonas, caderonas y tetonas con pintas de buena cama.
Pero quiero ir más allá de la mitificación de ser latino que viene del cine y contar los ejemplos que yo veo todos los días en esta ciudad; en el metro, en las calles, en todas partes. Aquí latino es el hermano de mi amiga dominicana, ese que no habla una sola palabra en español, no porque no sepa, sino porque no quiere, pero cuando prende el radio en su carro suena reggaeton a todo volumen.
Latino es el cura argentino de la iglesia de Mott Haven, modoso y calmado como se supone que son los curas. Latina también es Carolina Herrera, con sus camisas blancas que parecen de cartón de lo perfectas que son, allá en su apartamento rococó en el Upper East Side. Latina es Cynthia, la puertorriqueña que conocí el otro día, que vive en un refugio para personas sin casa sen el South Bronx, con su esposo y tres hijas. Latino es José, el jornalero salvadoreño que viajó a pie desde San Salvador hasta Nueva York, en un recorrido que le tomó un año.
Latina soy yo, sentada aquí en este escritorio en mi estudio en Washington Heights, intentando dejar sangre en estas teclas, porque me molesta, me revienta, me hincha las pelotas (y eso que técnicamente no tengo pelotas) que me metan en un saco que es demasiado pequeño para tanta variedad. Me molesta que no se tomen la molestia de apreciar las diferencias.
Rabia que es justificable pero no totalmente honesta, pues yo también tengo un saco para clasificar a los gringos: que son sosos; que no les importa más nada que su paisito, (si ya sé que es "LA" potencia mundial, pero comparado con lo grande que es el mundo, es un paisito); que no saben dónde queda Venezuela, y no les importa, que no tienen sentido de familia, que son individualistas, que su sentido del humor es tonto. Y aunque casi todo esto puede ser verdad, hay excepciones.
Sería lindo hacer un trato, ¿ o no?
Señores gringos no me pregunten sobre Latinoamérica porque sólo sé lo que leo en los periódicos, no pretendan que mi culo sea igual de grande que el de la López, o que mueva las caderas como Shakira, o que oiga reggeaton todo el día, y yo dejo de pensar que ustedes son todos unos gafos individualistas que sólo comen hamburguesas y papas fritas mientras cenan enfrente del televisor.
Yo dejo mis estereotipos y ustedes dejan los suyos. Creo que es un trato justo. Justo, y hermosamente irreal.

23 comentarios:

Kiz dijo...

Los yankees son asi...Yo soy española, y vivi un tiempo en LA, y me molestaba mucho que me preguntaran en que parte de Sudamerica estaba España, o si hablaba Frances...No es que tenga nada contra los latinoamericanos, ni contra los franceses, por supuesto, pero esa total ignorancia que tienen hacia todo lo que no es lo suyo - y hasta para lo suyo la mayoria de las veces - me sacaba de quicio...

Asi que mucha paciencia y mucho animo con los gringos ; )

Susana dijo...

mmm... la verdad no terminé de leer el post porque está repetitivo y largo, pero te aconsejo que mires un poco alrededor y te darás cuenta de que sí hay y existe Latinoamérica. Los ranchitos y las favelas se parecen mucho y el presidente de esa Venezuela tuya de la que hablas gobierna bastante en Bolivia y se hermana con Cuba.

Por no entrar en más detalles, que no quiero escribir tan largo.

¡Ah! y el "sóla" de la cabecera de tu blog va sin acento.

http://buscon.rae.es/draeI/SrvltConsulta?TIPO_BUS=3&LEMA=s%C3%B3la

A-nah! dijo...

Me encantó. Entiendo totalmente el sentimiento, aqui pasa lo mismo y eso que estamos en Latinoamérica. Siempre dicen... "es que ustedes los latinos"... y yo ya no digo nada, me rendí.

Vamos a evitar los clichés todos juntos ¿si? Incluso la amiga Susana y su imagen de Latinoamérica reducida a "ranchitos" jejeje... qué argumento tan chimbo jeva (como dicen en esta Venezuela mia de la que hablo).

Mariela dijo...

Asì se habla! O mejor, asì se escribe! El único país donde he sentido cierto interés hacia Venezuela es en Alemania, sí, enel país de los nazis, de los fríos y de los tiesos. Con ellos hice el trato y me ha funcionado... Espero que el tuyo tamién funcione; no importa que sea irreal, servirá para sobrevivir. ;-) Abrazos...

Susana dijo...

No estoy reduciendo nigún país a ranchitos JEVA, pero el mayor porcentaje de la población de Venezuela vive en pobreza. Que muchas veces creamos que nuestro minicírculo y nuestras microcircunstancias son la regla es un error (normal y lógico, pero error).
¿no les ha pasado nunca ver una foto en el extranjero de algún país de Latinoamércia y creer que es Venezuela? A mi sí.

Lo que criticas de los argentinos entonces es lo que alabas en Carla ¿no?, no sentirse Latinoamericano. Creo que los argentinos se equivocan y que no debemos hacer lo mismo. Es un poco contradictorio tu comentario Ana.

Anónimo dijo...

A usted una latina como Sonia Sotomayor, por cierto con el mismo origen de JLO veo que no le dice nada ni del pais ni de la sociedad en la que tiene, en su caso, la desdicha de vivir.

Ya quisieran otras sociedades brindar no solo politacamente sino culturalmente el abanico de opciones que pueden llegar a tener un extranjero latino o de cualquier otra nacionalidad en los EEUU, si bien es cierto que no todo es rosa y hay que luchar, todos los dias, contra los estereotipos, el desconocimiento, y los juicios a priori considero y una vez mas que en su caso particualr debe usted luchar mucho mas contra sus complejos que con la ignorancia de los norte americanos.

Extranjera dijo...

Kiz: Entiendo perfectamente, y comparto el sentimiento. Abrazos.
Susana: totalmente válido tu punto de vista. Y gracias por la correción ya le quité el acento a sola. Saludos!
Ana-h: Ja, no sabía que los argentinos no se sentían latinoamericanos, yo lo que creo es que uno se siente del país de donde viene, y pues si hay algunas coinciencias con otros países de Latinoamérica bien. Abrazos.
Mariela: tan bella. Yo nunca he ido a Alemania pero me da muchísima curiosidad. Claro, yo mantengo mi trato.
Anónimo: para hacer entender su punto no es necesario decirme que tengo la desdicha de vivir. Sin embargo, bienvenido sea su comentario. Saludos!

Federico Santelmo dijo...

Ahora estoy en un receso de clases y tengo ganas de responder.

Pero por cuestiones de tiempo (y de estar en un teclado adaptado al italiano) te escribo este comentario para recordarme/te que quiero responder.

Bacci.

Anónimo dijo...

En cualquier caso, creo que todos caemos en lo mismo de una u otra manera, incluyéndote.

Cuando dices gringos, estás hablando de mas de 300 millones de personas. No vive igual un tío de California, que uno de los square states que una persona que vive en Nueva York, pero sin embargo, comparten ciertos rasgos, al igual que los Latinos.

Dirás lo que quieras, pero es verdad que los compartimos. La pregunta es genérica, pero no es idiota. Probablemente, tu eres muy intolerante. Si no te gusta, no hables con ellos, o simplemente vuelve.

Otro anónimo

DINOBAT dijo...

Los "problemillas" de vivir lejos de donde somos...

Extranjera dijo...

Fede: comenta pues mijo.
Otro anónimo: entiendo tus razones. Gracias por comentar!
Dinobat: entre muchos otros...
Abrazos a todos!

Jefferson dijo...

Lo que tú vives, pasa en todo el mundo Extranjera. Vivimos en sociedades prejuiciosas. Aquí en Venezuela, sí, es cierto, que la mayoría de la población es pobre y marcamos esa diferenciac con marcador ROJO (es lamentable) en una ciudad como Caracas, donde el Este no reconoce al Oeste y viceversa.

Lo que pasa en el Norte, es que allá se afincaron por lo racial. No tan sólo los latinos padecen de eso, también los afroamericanos, los indioamericanos y los blancos también. Cada sector social desconoce lo que por ignorancia, no desea aprender. Todos creemos tener la verdad absoluta. En Latinoamérica las "divisiones" sociales existen a flor de piel: sean políticas, económicas o de otro tipo. Lo repito: ES UNA REALIDAD QUE ESTÁ EN TODOS LADOS.

Y no creo que Estados Unidos sea "LA" potencia actualmente. Pero eso es tema de otro costal; le recomiendo mucha paciencia y siga manejando con la agilidad de un boxeador, algunos comentarios, que enmarcados en visiones retrógradas, pretenden tapar el sol con un dedo.

Saludos.

Federico Santelmo dijo...

Lo fundamental aquí es, querida extranjera, que estás viviendo en Estados Unidos.

Una sociedad creada a partir de paradigmas y bastante prejuiciosa con respecto al resto del mundo. Todos los árabes son musulmanes, todos los chinos son iguales y todos los latinos son mexicanos que cortan el cesped. Obvio, yo caigo en el error de generalizarlos de igual manera. Pero si hay una sociedad (y sí que todavía es La potencia) que se puede definir bajo este precepto es la norteamericana.

Sin embargo, pienso que te equivocas con respecto a Latinoamérica. O Suramérica, mejor dicho. Somos un conglomerado de países relativamente nuevos jugando a ser parte del mundo. Pero aún estamos buscando una identidad.

Hablo en plural porque hay muchos rasgos que nos identifican y nos distinguen del planeta. Y los mencionaste en tu definición apasionada; desordenados, apasionados e impulsivos, pero también cálidos, alegres, trabajadores, líderes, servidores, leales. Nuestra pobreza, nuestros ranchos, nuestra desigualdad, nuestros políticos de mierda, nuestra corrupción, nuestras independencias, nuestras dictaduras, nos hacen compartir mucho pasado y gran parte del presente. Además, nos han forjado para triunfar en otros países debido al éxodo voluntario, casi obligado, para salir adelante. Y de alguna u otra manera, lo hacemos.

Todavía estamos a la búsqueda de una verdadera integración, pero creo que el ser latino, como lo somos y no como longoria y lopez en hollywood, es una ventaja importante con respecto al mundo.

Y, claro está, suena muy lindo. Pero creo firmemente en ello.

Extranjera: Ahí ta mija! :p

Albert Castillejos dijo...

Este MUNDO es el de la crítica por la crítica, el insulto y la chorrada.

Me encanto encotrate seguire cada uno de tus pasos por tierras perdidas.

Un saludo desde Madrid

Albert.C

Adri_interval dijo...

Hola Extranejera, te queria escribir algo, pero para no atocigarte más el blog, ya eventualmente haré un post en el mío y te lo envío.

Entiendo cosas de las que dices, y para no irme sin dejar ninguna opinión, te digo que acuerdo con Jefferson casi totalmente, y también con Federico.

Y una última cosa antes de irme, es resaltar que admiro lo tolerante que eres en tu blog, muy civilizada. Dudo yo hubiera reaccionado tan adecuadamente a algunos comentarios. Sabes fomentar el diálogo!

Me encanta seguir tu blog extrajera.

Yo vivo en España, en Barcelona exactamente... Hay mucho mucho qué decir. Pero bueno muchas gracias por otro espléndido post (se transformó en largo el post sorry XD)

Extranjera dijo...

Jefferson: tienes razón en tu comentario, y sí, mucha paciencia hay que tener.
Federico: gracias por tu comentario, una muestra de que se puede diferir sin necesidad de insultar. Entiendo tu punto de vista, pero yo hablaba de que se siente ser latina en Estados Unidos.
Albert: una alegría encontrarnos.
Adri: gracias por ser tan cariñosa conmigo. Y si yo tambien coincido con Federico y Jefferson en algunas cosas. Sobre como reacciono ante los comentarios que difieren, este es mi lema, que no es mío sino prestado: "No estoy de acuerdo con lo que dices, pero defenderé hasta la muerte el derecho que tienes para decirlo."
Abrazos!

Federico Santelmo dijo...

Pero dices que "Venezuela está en Latinoamérica al igual que muchos otros países (...) que poco tienen que ver los unos con los otros" y ese era mi punto.

Es decir, una cosa es cómo ven los estadounidenses a los latinos, en lo que concuerdo contigo, pero otra es la realidad latinoamericana y de eso te hablaba.

Fíjate, recién ahora en mi casa estaban 3 argentinos, 2 chilenos y un par de venezolanos y tenemos los mismos códigos, mismo sentido del humor, con quien es MUCHO más fácil hacer amigos que los italianos por ejemplo, por la misma naturaleza del latino. Hicimos arepas por cierto, les encantó. Y luego tomamos mate jaja

En fin, creo firmemente en que debemos integrarnos más con nuestros países hermanos, cuestión que todavía no termina de suceder. Pero sin duda no es insóltio pensar que somos prácticamente lo mismo.

Extranjera dijo...

Difiero contigo, pienso que es insolito pensar "que somos practicamente lo mismo" pero me encanta que diferamos. Si todos pensaramos iguales este seria un mundo muy poco interesante. Gracias por siempre leerme y comentar. Abrazos!

Federico Santelmo dijo...

Obvio que no somos lo mismo Extra! (ese es tu diminutivo) pero salvando las particularidades propias de cada región, las similitudes son muy marcadas!

Un venezolano y un alemán podrán tener ALGO en común. Pero jamás en la vida va a ser igual al parecido de un venezolano y un colombiano. No me puedes negar que los latinoamericanos tenemos ciertos paradigmas que nos hacen comportar de una manera no muy distante la una de la otra y que en el cono sur existe el común denominador de nuestros pueblos.

Quizás no te sientas latina pero lo eres. Y tal vez sea justamente la falta de contacto con más personas del genero que te hacen sentir menos identificada. Especulo, obvio está.

Defenderé este punto con todo jaja

A mi me encanta leerte Ex (ya es tu nuevo diminutivo), pero verdaderamente sólo sigo acá por el final de tus tazas :p

Muchos Kisses.

Extranjera dijo...

Fede: jajaja, defienda su punto, me encanta eso! El final de las tazas... bueno te dire que he escrito un par de nuevos capítulos y estoy contenta con el matiz que está agarrando, se está poniendo más oscura y menos Twilight que es mi gran miedo. Anyway el autor de Twilight seguro que se hizo millonario! Ja!

Abrazos, Fe (tu nuevo diminutivo)

sengvou dijo...

Que tal, Interesante blog. Se suma a la lista de diferentes perspectivas de vida de los "extranjeros". Creo que nada para sumar a los comentarios emitidos. Todos tenemos nuestros niveles de prejuicios y estereotipos. Claro que como alguien por ahí dijo, los norteamericanos tienen a flor de piel eso "clasificar" todo, (recordemos que ellos respiran publicidad). Y creo finalmente que no hay que olvidar que lo expuesto en esta publicación tiene origen en un momento de "furia".

Saludos.

Gonzalo dijo...

Hola Extranjera, es tu tio-ladi el caraqueño para decirte que me encantó tu artículo "Hagamos un trato". Es estupendo y me recordó cuando estuve en Londres (83-84)y que éramos vecinos aunque tu eras pequeñita, que un inglés le mandó saludos a su amigo argentino y que yo le respondí que "entre Caracas y Buenos Aires, habian 7 horas volando". Cariños a Licantro.

Extranjera dijo...

Sengvou: gracias por tu comentario. Tienes razón. Todo lo que está escrito aquí no es una verdad absoluta es sólo mi opinión y mi visión que están intimamente ligadas a mis emociones y no a investigaciones rígidas.
Tio-ladi: que comentario más lindo. Gracias!