sábado, 31 de enero de 2009

Me pregunto...

¿Si lo cuestiono todo, casi todo el tiempo, puedo ser feliz?
¿De hecho, no estoy con esta pregunta cuestionando la felicidad?
¿Cómo puedo ser feliz si no estoy segura de que es posible?

Necesito ayuda.

6 comentarios:

claudio dijo...

Te invito a visitar mi blog en el podrás encontrar mis últimos trabajos en arte la dirección es la siguiente:

www.claudiotomassini.blogspot.com


Te saluda atentamente Claudio Tomassini

Terapia de piso dijo...

Yo me lo cuestiono todo, todo el tiempo.
El día que dejes de preguntarte y dejes de preguntarte, ese día si debes empezar a preocuparte.

Qué valiente eso de pedir ayuda, pocos lo reconocen. Eres una guerrera. Recuerda Valiente es aquél que reconoce que ha sentido miedo.

Te adoro en demasía

José Roberto Coppola

=Jota= dijo...

si conseguís ayuda avisame, que ando en lo mismo

Vanesa dijo...

Hay tantas cosas en las que siempre dudo…pero una vez tomo la decisión no hay vuelta atrás…y la felicidad no es una opción...yo creo es un estilo de vida...Y sabes que me pregunto todas las mañanas al despertarme?... ¿Qué clase de día quiero tener hoy?...y trato de poner la mejor actitud por delante…No siempre me funciona pero al menos algo intento de ser yo y nada mas que yo la que tenga la ultima palabra en mi felicidad y no darle el poder a alguien mas..Un beso y un abrazo fuerte!

Martín Franco dijo...

La única forma de ser feliz es no cuestionarse. Así vivirás una vida común, plana y aburrida. Pero, ¿no es eso, acaso, lo que la gente entiende por felicidad? Yo por eso no la busco.

Extranjera dijo...

Claudio: te deje un mensaje en tu blog, esta muy interesante tu trabajo.
Jose: creo que a veces hay que dejar de cuestionar un rato y sólo ser...
Jota: uy, si la consigo te aviso. Escribir es buena terapia.
Vanesa: probaré tu estrategia.
Martúin: no se qué prefiero.
Besos a todos!