domingo, 16 de noviembre de 2008

Gustavo Dinamo


Salió vestido de esmoquin, radiante, con ese caminar arrastrado que él tiene, saludó a sus músicos y se paró en el podio. Tenía el lazito del esmoquin bien hecho, así que asumí que alguien lo había ayudado. Imaginé cómo fueron esos minutos antes y recordé aquella vez hace dos años en el Teresa Carreño, cuando todavía no tenía la fama que lo envuelve ahora, pero ya vivía a un ritmo precipitado que lo llevaba de un lugar a otro casi sin él quererlo. Imaginé que Eloisa, su esposa, seguro estaba en el camerino, dándole un beso y un abrazo, y diciendole Pici (viene de Principesco) tú puedes.
El domingo 16 de noviembre a las 2:10 pm Gustavo Dudamel levantó la baqueta y la música de Leonard Bernstein comenzó a sonar. No estaba esta vez con los jóvenes músicos de la Orquesta Simón Bolívar ni en La Sala Ríos Reyna del Teatro Teresa Carreño en Caracas, sino en el Carnegie Hall de Nueva York, dirigiendo a los músicos de la Filármonica de Israel. No habrá comido esta vez los pastelitos de pollo de la cafetería del TTC como aquel día en que lo entrevisté por primera vez, sino tal vez un hot dog o un slice de pizza. Pensé que estaría cansado, cómo no con una gira de conciertos por varias ciudades de Estados Unidos, una agenda que hace dos años estaba copada hasta 2012 y un entourage de managers, publicistas, músicos, amigos y fanáticos que quieren todos un pedazo de él.
Sé, porque él me lo dijo y porque lo vi en Caracas, que cuando Gustavo se monta en el podio no existe sino el podio, sus músicos, y él, y tal vez esa comunicación íntima e intensa es el origen de esa enegría que grandes conductores como Simon Rattle y Zubin Mehta han alabado en él. "Dinamo" lo llamó la revista New York Magazine en el número que anunciaba el concierto en el Carnegie Hall.
Gustavo comenzó el concierto confiado pero tímido con Leonard Bernstein y terminó enérgico con una tonada popular de origen brasilero llamada Tico Tico. Muy al estilo de eso que suele hacer con sus músicos de la Simón Bolívar y la canción Mambo. El resultado fue más o menos el mismo que en otras ocasiones. Un público conmovido, agitado, enérgico, que gritaba su nombre y aplaudió por 20 minutos aún cuando la mayoría no eran venezolanos, ni siquiera latinoaméricanos. La viejita que estaba sentada a mi lado me dijo "he is adorable" derretida en aplausos y "he is like a rockstar, you should be proud of him", cuando supo que era venezolana.
La entrega de Gustavo, en parte razón de su éxito, proviene, me atrevo a decir, de una especie de quiebre con la realidad o de un desinterés, no arrogante, no a propósito, sino más bien natural y espontáneo hacia todo lo que no es música. Por eso, tal vez, no sabe hacerse el nudo de la corbata, ni ponerse el lazo del esmoquín. Por eso olvidó cuál era el tren que tenía que tomar para ir a dónde ganó el concurso de Mahler para jóvenes directores, o perdió el papelito en el que Eloísa su esposa le anotó el teléfono la primera vez que se conocieron.
Todo eso, por supuesto tiene poca importancia cuando es el director de la Oquesta Filarmónica de Los Ángeles, ha dirigido frente al Papa, tiene un perro caliente que lleva su nombre en Los Ángeles (está relleno de chile) y es catalogado por el New York Times como el director mas hot del planeta. Gustavo es joven (tiene 27 años), no es mal parecido, es carismático y tiene unos rizos que según la propia Carolina Herrera lo hacen lucir único. Gustavo es un dinamo. Como lo dijo mi vecina de asiento, un rock star.

9 comentarios:

Bruno Silva dijo...

Tu escribes muy bien. Me encantan tus textos. :-) Yo no conocia el Dinamo. Y me encanto la manera como describiste el lazo y el nudo de la corbata. :-)

Pero me encantó mas aun que intentaste leer em portugues y entendeste perfectamente.
Muchas gracias por visitar mi sitio y por tu esfuerzo. :-)

Besotes desde Brasil.
Bruno Silva
http://ladobdocassete.blogspot.com

Anonimo dijo...

Sin palabras, el anonimo simepre leyendote, saludos

Extranjera dijo...

Gracias Bruno, por cierto como llegaste a mi blog? Gustavo es muy talentoso, algunos dicen q es un genio, yo creo q hay q esperar un poco para poder decir eso. Ah, otra pregunta, tu espanol es perfecto, como y donde lo aprendiste? Anonimo gracias siempre por leerme. Saludos

Extranjera dijo...

Gracias Bruno, por cierto como llegaste a mi blog? Gustavo es muy talentoso, algunos dicen q es un genio, yo creo q hay q esperar un poco para poder decir eso. Ah, otra pregunta, tu espanol es perfecto, como y donde lo aprendiste? Anonimo gracias siempre por leerme. Saludos

Jefferson dijo...

Gustavo Dudamel ha convertido la música clásica en venezolana. Después de que ví la película "Tocar y Luchar" pude entender que él representa un enorme parte de los que es el sistema juvenil de orquestas del maestro Abreu. Además de ser joven, de ser el rock star de la batuta, es un venezolano que nos deja bien parados en el mundo.

Saludos.

Extranjera dijo...

Hola Jefferson, si tienes razon, y como el hay otros que tambien dejan el nombre del pais muy en alto.
Gracias por leerme
Saludos

Bruno Silva dijo...

Llegué hasta tu blog por indicación de un amigo brasileño que vive en Buenos Aires.
Hablo un poquito el español porque hice clases algunos meses. Y también porque tuve una novia argentina. Pero para hablar contigo tengo que tener atención para no hablar el "vos" jeje.

Te gusta el portugues?
Mandame un mail.
brupsilva@gmail.com
Miles besos.

Bruno Silva
http://ladobdocassete.blogspot.com

Débora Ilovaca Leiro dijo...

¡Carlaaaaaaaaaaaaa! Tengo abandonado a mi blog y, por lo tanto, también a los blogs que amo leer. Como el tuyo. Pero ahorita me pasé por aquí y estoy de lo más contenta.

Se me pararon los pelos con este post. Lloré. Sonreí. Y recordé el reportaje sobre Dudamel que escribiste hace tiempo en TED.

Recuerdo cómo describías su casa, a qué olía y algo de una botella de wisky. Jajajaja.

Es mágico esto de leer a la misma periodista, sobre un mismo tema, en tiempos distintos.

Es mágico leer a una periodista venezolana que escribe sobre un músico venezolano.

Es mágico tener a dos grandes de dos grandes oficios en un post en algún lugar de la Internet.

Es mágico recordar porque uno ama esta profesión y este país.

Te quiero Carlita.

Mil besos, D.

Extranjera dijo...

Bruno, q amigo sera ese? Luego te escribo un mail. Debi la magica eres tu que siempre ries y escribes como un angel y siempre estas haciendo payasadas. Gracias por esas cosas tan hermosas q me dices, pero creo q exageras, en cuanto a mi, al menos. Q bueno q volviste a leerme y por cierto te tengo q jalar las orejas pq estas escribiendo muy poco en ese blog tuyo. Escribe mas. Un abrazote, te quiero mucho!