lunes, 24 de noviembre de 2008

Vestirse en el frío II: El ganso que llevo encima

Sí, la de la foto soy yo, para los que me conocen y no me pueden ver, y para los que no me conocen y tampoco me pueden ver. La sombra del piso es Licantro, mi esposo, a quien le pedí la imagen para esta entrada. Ahí estoy en la estación de Toms River, un pueblo de veraneo en New Jersey, que ahora en el invierno está desolado. Mientras el termómetro estaba a tres grados bajo cero, yo estaba cubierta por este ganso.
El abrigo con pelos de coyote (creí que eran de conejo pero estaba equivocada, revisé la etiqueta) en el gorro, muy a la moda esquimal, está relleno de plumas de ganso. Pobres gansos! Yo, la verdad es que me enteré de que las plumas de estas aves eran las que más calentaban por unos tíos que viven en Canadá y que cada año tienen que soportar un invierno de menos 30 bajo cero. Ellos me dijeron, No compres otra cosa que no sea Canada Goose.
Si algo aprendí yo en mi año en Francia es que con el frío no se juega. Osea, al cuerpo hay que darle todo el abrigo que pida y yo, trato de no pensar en los gansos desplumados y los coyotes pelados, que no he querido averiguar cómo los tratan (es decir matan), y en la página web de la marca tampoco sale. Obvio.
Cuando hace una semana el termómetro bajó de cero, me fui con Licantro y Luciana a una tienda de artículos deportivos y de invierno.
- Disculpe señor, yo vengo de El Caribe, en mi país no hay invierno y no soporto el frío. ¿Qué es lo más caliente que tiene?
El señor de bigoticos me buscó el mamotreto alcohado que ya yo había visto en internet y que responde al nombre de Mystique Parka y otros dos, de otra marca.
- Estos son todos de down (plumas). Son suficientes para el frío de Nueva York.
- No señor, usted no entiende. Cuando hace 16 grados yo me pongo dos suéteres. No necesito algo "suficiente", necesito lo más caliente que tenga para usar en la ciudad.
Me probé el Mystique, recordé lo que me dijeron mis tíos canadienses, traté de no pensar en el precio (mis ojos cuestan menos, bueno también es que soy miope) y me lo compré.
Salí de la tienda con el ganso encima, mientras mis dos acompañantes temblaban de frío, y yo avanzaba por las aceras del Village feliz y campante, sin sentir nada, pero nada, de frío. Bendito sean los gansos, el pobre coyote, bip bip, y el señorsito de bigotes que bien me dijo, Las plumas de ganso son el mejor aislante de frío que existe.
No me importó ese día, ni tampoco ahora, que algunos se me quedaran mirando con cara de, Esta cree que está en Siberia, y tampoco me importó que pesaba 4 kilos y tumbaba la silla del restaurante donde lo guindé. Yo feliz y calentita con mi ganso, diseñado según dice el cordoncito que le guinda del cierrre, especialmente para expediciones.
Como todo enamoramiento, el mío de una semana y media con mi Mystique Parka ha tenido sus etapas. Primero de adoración absoluta, luego el orgullo de ser yo la más abrigada, luego vino la esperanza, Con esto sí que aguantaré el frío, y luego por supuesto, vinieron otras verdades.
Pasé dos días antes de descubrir que el ras ras ras no tan melodioso que me perseguía no era sino el ruido que hacía la tela del abrigo al rozarse. Tres en darme cuenta de que el abrigo ocupa casi el mismo espacio de una persona, y que acá en Nueva York son cada vez menos los lugares con guardarropas, así que cuando voy a un lugar nocturno, lo mejor que puedo desear es una esquinita donde pueda lanzar a mi mamotreto acolchado y cuatro para aceptar que yo y mi Mystique no cabemos en un sólo asiento del metro. Si me esfuerzo a entrar a cómo de lugar en el espacio, no puedo moverme, ni leer un libro, ni sacar nada de la cartera, porque posiblemente golpee a alguien sin quererlo.
Poco a poco voy asumiendo mi cuerpo de una manera distinta. Ahora no soy yo sola. Ahora somos yo, y el mamotreto acolchado. Yo y el montón de plumas de ganso, que vamos a todas partes juntitos. Al cine, yo y mi ganso. A un bar, yo y mi ganso. A clases, yo y mi ganso. Al supermercado, yo y mi ganso. Yo y mi ganso de paseo por la ciudad.

17 comentarios:

Olivia dijo...

jajajaja mis compañeros de clase se burlan de mí porque siempre tengo un suéter debajo del abrigo y todavía no ha empezado el verdadero frío de Chicago.

Extranjera dijo...

Jajaja. Si supieras todo lo que yo me pongo debajo y aqui dicen que todavia no ha empezado el frio... Poco a poco supongo.

Galán de Barrio dijo...

ja, muy gracioso!

y bueno, te vas a tener que acostumbrar a vivir con tu alma siamesa...

saludos

bienvenida al barrio

María Alejandra dijo...

bueno, por lo menos nunca estarás sola caminando en NYC, debes ponerle un nombre al ganzo!
besitos

Extranjera dijo...

Hola Galan, si pues a acostumbrarse. Nos vemos en el barrio. Mariale el ganso o tiene nombre y apellido se llama Mystique Parka.

Lore dijo...

Bravísimo!!, hoy sí es toda una animalada desatada en la ciudad!! Ja, ja, ja. No quiero pensar en el frío, aquí hace calor, mucho calor, llueve y hace calor, es verano, y más calor. Lamentolo, querida. Y tuve un blog, que maté, y rescaté la única entrada que estaba más o menos linda. Cuando termine un asunto me pongo a ver si armo uno. Un gran abrazo, lore

A-nah! dijo...

¡Los adoro horrible a ti y a tu ganso! Acá es primavera y la térmica de hoy llegó a 36º (por ese pecho)... ¿qué será lo contrario a un ganso? mira que yo mientras más ropa me quito más complejos me pongo...

¡ya me contarás en verano cómo hacer!

Los quiero, a ti y a mystique!!!!

El Jardinero del Kaos dijo...

mystique parca que nombre mas glamoroso para un monton de plumas de ganso(q no se ven)y pelos de coyote(pobres coyotes)

al menos no es un suter tejido con pelo de perro labrador


saludos

Extranjera dijo...

Lore hola, jajaja, si rodeada de animales ando. Hoy hizo menos frio. Gracias a Dios, y ayer no me encarame el ganso. Aunque ya le tengo carino a Mystique Parka. Anah eres una bella, Mystique y yo tambien te adoramos horrible. Vente para aca y hasta te lo prest. Ah y yo te he visto y vos no tienes razones para tener complejos. Asi que quitese la ropa mujer, mire que solo se vive una vez. Jardinero hola, si la verdad que es un nombre muy glamoroso pero pues es lo unico de glamoroso que tiene pq de resto es un mamotreto anti hot. Necesito que me cuentes mas de esas historias tuyas. Tu deberias estar publicando. En serio. Saludos

Dani dijo...

Ok... yo nunca me pondría ese mamotreto encima... y sabes que hablo en serio... jajajajaja Me alegra que por lo menos una de las dos sea más sensata.
Te aquiero,
Dani

mara dijo...

demasiado bueno se ma salen las lagrimas de tanto reir ademas me parece que el abrigo es una belleza disfrutalo y dale gracias a dios que lo puedes tener un besito tu mami adorada

Olivia dijo...

Te dejé un abrazo en el blog

Olivia

Extranjera dijo...

Dani, jajaja, yo se que tu ni loca te pondrias eso, perferirias pasar frio antes. Loquita linda!
Mara que bueno que te gustó Welcome back al 7-d.
Oli vi tu saludo en mi blog, gracias eres una linda. Yo siempre estoy pendiente del tuyo que me parece hermoso.

Marzu dijo...

Te ves bella, pareces una modelo de Vogue!!

Extranjera dijo...

Marzu que linda por decirme eso, pero creo q son los ojos del carino. Gracias por visitarme, besos

Canadiense dijo...

Extranjeritaaaa!!! Vine a ponerme al dia con tu blog y me encuentro con esta foto. Como me he reido, jajaja. Tu por lo menos te ves bonita como una caperucita, pero yo como soy alta parezco una oruga jaja. Mas consejos de la tia Canadiana: Quitale la capucha, dejala para los dias de mucho viento y muy bajas temperaturas y ponte tus "hats" bien bellos (que te tapen las orejas). Prueba esto: no uses tantas capas de ropa, no las necesitas con la Mystike, usa un top bien bello, una buena bufanda y calentadores solo debajo del pantalon. El secreto esta en ponerse el abrigo 5 minutos (o mas) antes de salir de cualquier sitio. En cuanto a lo aparatoso, yo lo que hago en los restaurantes es que lo enrollo y me siento en el: te vas a ver alta y bella con tu top.
Tambien lei que te vas a ausentar, vas a hacer falta. Besos...

Extranjera dijo...

Gracias canadiense, muy utiles tus consejos. Tienes razon con lo de la capucha, asi luzco menos aparatosa y no se me habia ocurrido lo de sentarme encima del abrigo. Tremendas ideas. Gracias. Besos