lunes, 9 de marzo de 2009

El amo de las ratas

Con un silbido las llamaba y ella venían. Grandes, como de 30 centímetros, grises y sin pelo. Con colas largas y flacas. La legendarias ratas de los metros de Nueva York se le presentaban por turno a este señor, gordito, pelón, con lentes, de manos sucias y rostro sudado, en la estación 59.
Recogía él la basura y evitaba que ellas se quedaran en un escondite en la plataforma del medio de los dos rieles. Golpeaba el escondite, una especie de caja de metal, y ellas salían: primero una, luego otra, y así varias más. Eran grandes y feas pero el amo de las ratas no las miraba con cara de miedo sino de desafío. "C'mon, c'mon", les decía. Ellas obedencían. Llevaba él una braga azul como de mecánico, con un sello de la MTA, sucia, posiblemente de tantas horas ahí en el subsuelo y un pañuelo a medio salir en uno de los bolsillos. Gritaba él, el amo de las ratas. Gritaba con fuerza. Gritaba con euforia. Gritaba a punto de soltar una carcajada.
Los presentes observaban el espectáculo con más curiosidad que asco y aplaudían cada vez que una nueva rata salía. ¿A dónde las mandaría el amo de las ratas? Al salir del escondite metálico se escurrían en seguida en otro rincón. ¿Estaría espantándolas o cuidándolas? Silbó un rato más pero ninguna otra apareció. Guardó sus manos ennegrecidas en los bolsillos y se marchó con la cabeza baja mientras pateaba un pedazo de cartón.

12 comentarios:

Terapia de piso dijo...

Qué historia tan hermosa. Me encanta la carga surrealista y de miseria que tiene. Siempre me han encantado los personajes y el abandono.

Te quiero en demasía.

José Roberto Coppola

Gastón dijo...

En estos mometnos es cuando me alegro de estar a una considerable distancia de ese paisaje.

Besos gatunos

Jefferson dijo...

Cada ciudad tiene sus personajes. Acabas de describir uno de los que viven en NYC. ¿Será que ese señor de las ratas es la versión futurista del flautista de Hamelín? Quizás, quizás....

Saludos

El Jardinero del Kaos dijo...

Digno de ser exibido por P.T.Barnum en su circo!!!

si estuvieramos a principies del siglo pasado se estaria forrando en dinero gracias a su particular habilidad, pero hoy ser freak está mal visto...

besos...

se, Galan y yo nos conocemos, he tenido el gusto de beber unos fernets con el y dialogar de la vida...Galan y Jardinero visitan N.Y....me suena a pelicula Argentina de los años 80, con humor chabacano y grosero...mmmm, buena idea para una historia extranjera, jaja.

PRINCESA-PARADOJA dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
PRINCESA-PARADOJA dijo...

Alo!!! Bueno pues qe te puedo decir, vagando por la red me encontre tu blog (balla ya t tuteo jajaaj) me encanto, y me encanta como escribes, creo q de verdad sientes lo que escribes y escribes lo que transmites ^^ yeah por el señor de las ratas!! en mi escuela está don bartolo, el se encarga de las palomas jejejejeje. Mucha suerte!!! ^^

atte. Yu

mucho gusto ^^

Galán de Barrio dijo...

Wow, interesante historia la que nos has traído hoy!

“Bragas” de mecánico? Ustedes no le dicen “bragas” a lo que nosotros llamamos “bombachas” (es decir, la ropa interiro de la mujer)?

Besitos

Y no te preocupes, ya vuelven los textos que más te gustan

Carla dijo...

Un excelente texto. Te imagino en la escena, observandolo todo... cada detalle.
Me encanto como lo plasmaste en el papel

María Alejandra dijo...

extrajerita... nano y yo solemos contar las ratitas de un container que queda en el pueblo de baruta, cada vez que pasamos frete a el... jajajajaja pero esas no tienen señor que las guie...

galan
nosotros, los venezolanos, llamamos bragas a el overol...
a las bombachas le decimos pantaletas (palabra que me da mucha, pero mucha risa)

Extranjera dijo...

Terapia: me alegra que te haya gustado. A mi me encanta el abandono, el patetismo, la miseria. Te doro (aunque justo en este momento estemos peleando).
Gastón: ay sí, como si en Buenos Aires no hubiesen ratas. Nueva York es una ciudad increíble.
Jefferson: es una buena comparación.
Jardinero: ¿ser freak está mal visto? Yo crei que estaba otra vez de moda. Me gusta lo de la película de las 80, vengan y luego escribo la historia.
Princesa: que bueno que llegaste. Me alegra que te guste. Don Bartolo es un gran nombre para un personaje. Escribe un cuento sobre él!
Galán: te expliqué lo de las bragas en tu blog. Me alegra que te haya gustado el cuento. Me enteré de que Jardinero y vos son amigos en la vida física y me dio envidia. Vengan a Ny!
Carla: me alegra que te haya gustado. Por cierto, lindo nombre (me llamo igual).
Mariale: bella por seguirme leyendo, eres una de mis más fieles lectoras. Las ratas de Baruta son mas avispadas que las de NY, ellas se guían solas. Pantaleta es una palbra muy rara.
Abrazos a todos!

Vanesa dijo...

Como siempre extranjera...de algo cotidiano..lo transformas en algo extraordinario...me vi alli..en esas estaciones de tren frias..y oscuras observando con atencion al amo de las rata!....no te olvides de llenar pronto la taza de las culpas..que falta que me hace!!

Un beso y un abrazo

Vanesa

Extranjera dijo...

Vane bella, cómo andas? Que linda como te expresas de lo que escribo, lo agradezco mucho. Menudo personaje el amo de las ratas. Con respecto a las culpas, tienes toda la razón, las tengo abandonadas, es que bueno es difícil, a veces le tengo miedo a la historia. Voy a tratar de actualizar pronto.