sábado, 21 de marzo de 2009

NY-San Francisco-NY-Boston-NY

Estoy de vuelta, claro que nunca dije que me iba. Así que desde el principio: me fui y ya volví. Aquí hay algo que llaman Spring Break, vacaciones de primavera, unos días libres que dan en las universidades antes del inicio de esta estación. Como Licantro no tenía clase, y tenemos la teoría de que hay-que-aprovechar-al-máximo- la- estadía- en- este-país, decidimos irnos a San Francisco. Porque nos había quedado pendiente desde la luna de miel en L.A, y porque casi todo el mundo dice casi siempre que hay que visitar San Francisco, o "San Fran" como le dicen los locales.
Nos fuimos el lunes a las 7:00 am y llegamos el jueves casi a las 2:00 am. Los días estuvieron divinos y soleados. Nada mal cambiar los 3 grados que generalmente hace en Nueva York por 15 grados con sol. Ya casi no me acordaba lo que era ponerme zapatos sin medias, mucho menos vestidos. Visitamos las grandes atracciones: el puente; que valga aclarar todo el mundo piensa que es rojo y en realidad es más bien naranja (en esto diferimos Licantro y yo); Alcatraz, la antigua prisión que comparada con El Rodeo o cualquiera de las venezolanas parece más bien un hotel que una cárcel de máxima seguridad; el puerto con sus corn dog (salchicas en un palito recubiertas con una masa dulsona de maíz); las callecitas empinadas de las películas con el tranvía que sube y baja, Haigh Ashbury con sus casas victorianas y su olor a marihuana, y el Castro District con las banderas de arcoiris en casi todas las puertas de sus lugares.
Como me gusta la corredera y los días ocupados, el viernes a las 7:00 am salí a Boston en autobús, por un asunto de trabajo, y volví el mismo viernes a las 9:45 pm. Valga decir que son casi cinco horas de camino, 10 sin contamos la ida y la vuelta. Hoy por supuesto reviví a las 12 del mediodía para un día muy poco útil (no me he quitado la pijama y no, no me da vergüenza confesarlo).
A partir de mañana o pasado, o cuando las neuronas vuelvan a hacer sinapsis, escribiré de San Francisco y de cómo allá descubrí "Lo verdaderamente importante" y del Ángel que me encontré en el autobús Boston-NY. Por los momentos, nada, bata de peluche y sofá vainilla.

14 comentarios:

*Bettu* dijo...

q lindo poder hacerse una escapada asi! Vamos, cuente extranjera de su viaje! Aunque pensandolo bien, cuanto se disfruta una buena piyameada! jajaj Pantuflear (lease quedarse en pantuflas all day) es escantador jaja

PRINCESA-PARADOJA dijo...

jaja hace rato q no disfruto de una buena pijama, como ando en examenes y por aqui no llegan aun las vacasiones pues ando algo atarantada, duermo como seis oras diarias y ahora solo 4 XD espero no afecte jeje, bueno tambien ando de pata de perro todo el día; por cierto me sorprendio el hecho de q estubieran a 15ª pues por aqui ya siento feo unos 18º jajaja no es muy calido tampoco pero 15 y 3º mis respetos, admiro tu sobrevivencia jejeje

saludos y hasta pronto!!!
^^

Terapia de piso dijo...

Hoy te escribo con mi pijama puesta.
Tienes una vida tan hot. Tú que vas a San Francisco y Boston y a mí que me toca ir a Cumaná... jajaja

Te adoro.

José Roberto Coppola

ana_marie dijo...

que envidia! yo siempre he querido ir a san fran y visitar el castro :(

Galán de Barrio dijo...

¡Qué lindo viaje!

Por favor, contanos más. Sabés que me encantan tus relatos.

Y sí, aunque me convendría decir que los hizo mis sobrinito de 5 años, debo reconocer que los dibujos de Linares son míos.

Besos!

El Jardinero del Kaos dijo...

quiero el relato completo!!!

quiero leer tus impresiones acerca de San Francisco...

gracias por el apoyo, y el comentario de Legion!!!(me alegraste bastante el dia)

un beso!!!

victor_marin dijo...

Excelente crónica!! Es curioso lo que dices sobre el color del puente. Yo siempre había creído que la torre Eiffel era negra, cuando en verdad es marrón. Supongo que hay que ver las cosas de cerca para poder afirmar las cosas con propiedad.

un abrazo

Gastón dijo...

Más allá de algunos viajes obligados, desplazarse por el planeta... siempre es un placer.

Besos movedizos
(y a la espera de esos encuentros y enseñanzas)

Alí Reyes H. dijo...

A propósito de San Fran quisiera invitarte a que leas una entrada en mi blog llamada California el Estado con más records. está al final de la página actual.

...Tú corazón como que se quedó en ese bullicio y anarquía tropical que es Caracas

"Cuando me pongo la bata no quiero servi' pa' na'" tu amiga Natacha es una filósofa tremenda. todo ese artículo está buenísimo

Jefferson dijo...

Esperamos tu relato con ansías.

Lore dijo...

Volviste, divina!!!, qué bueno verte. Ya viste mis depres no tan depres, ya las dejé, tomé narcóticos y hablo de sexo... además de juegos lúdicos jajaja. ¡Miles de te quieros para vos!

Carla dijo...

Muy buen post! Me ha gustado leerlo!

Lolita dijo...

Que bueno que volviste, te extrañaba

Extranjera dijo...

Bettu: Pantuflear es delicioso.
Princesa: apenas termines los examenes regalate un día de pijama.
Terapia: jajaja. Loquito, te adoro.
Ane-Marie: el castro es encantador, una de las zonas que más me gustó.
Galán: la verdad es que a mi me gustaron los dibujos de Linares.
Jardinero: bueno vamos a ver si ahora me sale algo sobre San Francisco.
Victor Marín: hubiese jurado que la torre Eiffel era bbeige, y eso que fui... que horror!
Gastón: totalment de acuerdo, viajar es lo máximo.
Ali: leeré la entrada que me dices. Que bueno que te gustó el cuento de la bata. Sí, parte de mi corazón siempre estará en Caracas (y eso que la odiaba).
Jefferson: debo relato, debo relato.
Lore: hablar de sexo es bueno pero tenerlo es mejor. Jejejeje!
Tocalla: que bueno que te gustó.
Lolita: volví pero pareciera que mis neuronas se quedaron en otro lado, ando ida.
Abrazos a todos.