martes, 23 de septiembre de 2008

Dime a quién me parezco y te diré que estás equivocado











José Luis, mi profesor de arte del colegio de monjas donde estudié, un español apuesto de camisas impecablemente planchadas, siempre decía que uno se ve a si mismo diferente de cómo es. Por eso, según su hipótesis, es común observarse en una foto y decir "esta no soy yo". Nunca como en esta semana, he pensado en la teoría de mi profesor de arte y en cómo definitivamente yo me veo a mi misma físicamente distinta a cómo los demás me ven.
Antes de todo el asunto de mi supuesto parecido con Sarah Palin, había quien me decía que me parecía a Barbra Streisand. De hecho Adela, una de mis mejores amigas de la universidad lo repetía incesablemente mientras yo le gritaba que se callese que yo era bonita y la Streisand me parecía horrible. Una noche en Collins, un bar de finales de los 90 en La Castellana, dos tipos me preguntaron si cantaba como ella. Les dije que lamentablemente no. Se rieron y me dijeron que la Streisand no era fea pero tampoco bonita. Descarados!
En otra ocasión, en una piñata no se de quien, un mago me dijo que era idéntica a Gloria Estefan. Le reconocí que mis ojos eran pequeños como los de ella, y que ambas éramos latinas pero que ella no era bella y yo sí. Me pregunto, exactamente de dónde proviene mi concepto de belleza, y mi respuesta me entristece. A pesar de querer ser diferente y controversial, mi concepción de lo que es bonito es bastante pobre. Se basa sobretodo en las campañas publicitarias y las portadas de las revistas: Scarlett Johansson, Lindsay Lohan, Anne Hathaway, Catherine Zeta Jones, Keira Knightley, entre otras, son mujeres hermosas.
Muy a mi pesar, nadie me ha dicho (posiblemente porque no es así) que tengo, algo, ni la sonrisa, ni el color del cabello, ni el cuerpo como ellas. Al contrario, me compararan con la candidata republicana a la vicepresidencia, una cincuentona que usa gafas de pasta y el cabello en un moño. ¿Será que son los lentes? Podría ser. Licantro me dijo que tenía algo de Palin, pero que me parecía más a Tina Fey, quien por cierto interpreta a la Palin en Saturday Night Life. Leo, el esposo de Luciana, coincide con Licantro en que me parezco a la Fey. A ambos les dije que esa mujer me parecía espantosa y los dos me contestaron que estaba equivocada pues era bonita y sexy.
Hasta mi amigo Nacho que es cineasta me dejo desilusionada cuando le pregunté quien me interpretaria si hiciese una película sobre mi vida. Helena Bonham Carter, la actriz y excéntrica esposa del director Tim Burton, dijo él sin dudarlo. Cuando le dije que por qué no escogía a alguien como Anne Hathaway o la Johansson que era absurdamente sexy por ende perfecta para representarme, él me dijo que estaba loca, que era una superficial y que Helena Bonham Carter además de ser hermosa de una forma muy sútil e interesante tenía la profundidad que según él se necesitaba para representar mi complejo carácter. Tan bello el Nacho. Casi le perdono la comparación cuando escuché la explicación.
La última de las comparaciones la escuché hace dos días mientras caminaba por Coney Island de regreso de una pauta. "Hey you look like that woman on the show, Uggly Betty". No me pude quedar callada "What???", "Yes, she is famous", contestó. "Yes but she is uggly" le contesté yo. Luego Licantro me dijo que ahí si no estaba de acuerdo, que yo no me parecía en lo más mínimo a América Ferrrera ni al personaje que caracterizaba.
Entonces, ¿por qué no quiero parecerme a las mujeres que supuestamente me parezco? O lo que es aún más importante, ¿por qué quiero parecerme a otras, que según los demás no tienen nada que ver conmigo? Es que tengo una imagen distorsionada de mí misma. No soy lo bonita que creí que era o lo sexy que creí que era, o mi concepto de la belleza está totalmente errado como me dijo un día Federico, mi costilla y antiguo compañero de trabajo.
Si me pongo a ver con atención las fotografías de estas mujeres puedo reconocer que no son feas. Son, digamos, diferentes, bellas de una manera no obvia. Interesantes, inteligentes, con cierta fuerza en su mirada y exitosas. Debería sentirme honrada o al menos contenta de que me digan que me parezco a ellas pero no. Yo quiero ser divina no bonita. Quiero ser groseramente hermosa no interesante. Quiero ser bella, no linda. Quiero ser una bomba sexy.
¿Será que con creermelo es suficiente? No. Yo quiero ser una bomba sexy.

12 comentarios:

Anonimo dijo...

hola, creo que es mas cuestion de actitud de ahi es donde sale la verdadera senxualidad la verdadera belleza y creerte que eres bella, no dudo que si cambias tu actitud, sin apartar tu inteligencia, porque mujer bella sin iteligencia..., llegaras a se la bomba sexy que quieres ser.... como siempre mi humilde opinion el anonimo, besos extrajera, siempre leyendote

Angie dijo...

Querida extranjera,
Si me preguntas a mi quien te interpretaria a ti en un pelicula, inmediatamente me imagine a Renee Zellweger con pelo marron. Al estilo de Bridget Jones Diarie (la 2)No se si es por lo fisico, su forma de ser o los personajes q ella a interpretado...
No se cual es tu opinion de ella, pero a mi me encanta!!

Angie dijo...

Ahhh y otra opcion es Drew Barrimore al estilo Never Been Kissed! jajaja, Charlie's Angels, recuerdas??

A-nah! dijo...

Buenísimoooo... jajajajajaja... me parece que tienes alguito de todas, pero poco y difuso.

Tina Fey me parece lo máximo... ¡sabelo! Es linda y es una genia, deberías estar contenta con esa comparación ;)

Extranjera dijo...

Anónimo: muchísimas gracias por seguirme leyendo. Estoy en camino a convertirme en la bomba sexy.
Angie: que lindo tus comentarios, eres una cuchi. A mi Rennee Zellweger me gusta y sí creo que podría interpretarme. Otras dos que me encantaría que me interpretaran (el ego mio en el cielo, por cierto) son Kate Winslet y Julianne Moore. Drew Barrymore también funciona. Pero todas ellas son mujeres que no son bellas, son más bien atractivas. ¿Eso que quiere decir?
a-nah!: si es posible que tenga algo de todas dos orejas, dos ojos, una nariz... te volviste loca! yo soy mas bella que todas esas mujeres, y sí la Fey podrá ser una genia pero linda, lo que se llama linda, no es.

Dani dijo...

Mi Carli, ser bomba sexy no es bueno.... créemelo. Mejor quédate con tu belleza interesante, con tu encanto intelectual. Con tu cara de porcelana, de niña con clase... ese siempre es mejor...

Te quiero un monton!
Dani

Extranjera dijo...

Jajaja. Gracias mi Dani bella pero yo sigo con ganas de ser bomba sexy. Nos intercambiamos las vidas???

Anónimo dijo...

Eres exquisita. Excitante. Te lo he dicho muchas veces. Eres bella de una forma no obvia, mucho menos predecible. Nada corriente. Pero a las personas exuberantemente atractiva. Sexy de una forma peligrosa. Un volcán. Hot hotttt hooooot

Federico Pola

Extranjera dijo...

Gracias mi Fede por verme con ojos que yo no soy capaz de verme. Tú eres divino. Y juntos somos deliciosos, suculentos!
Apúrate!

Anónimo dijo...

Eres exquisita. Excitante. Te lo he dicho muchas veces. Eres bella de una forma no obvia, mucho menos predecible. Nada corriente. Exuberantemente atractiva. Sexy de una forma peligrosa. Un volcán. Hot hotttt hooooot

Federico Pola

Andrés Urbáez-Otero dijo...

Que buen texto! Me alegró el día.

Extranjera dijo...

Gracias mi Fede por todo eso que me dices. A veces me lo creo pero otras no. Te quiero!
Andrés, ¿qué tal anda todo? QAue bueno que todavía me lees y que bueno que te algeré el día.
Saludos.