martes, 26 de agosto de 2008

Mi prima La Pata

La Pata es una mami. Es decir, no entra precisamente en la clasificación de latina-voluptosa-con jeans apretaditos- y top que muestra los pechos, pero a pesar de eso, o más allá de eso, Patica está buena. Su tipo es una mezcla de Mandy Moore con Misha Barton y Lindsay Lohan. Guao no? Tampoco es para tanto. O sí. La Pata mide 1,68, es talla 2 o 4 de pantalón, S o XS de camisa, tiene la cara redonda, unos ojos grandes que a veces son verdes y otras veces son miel, y un cabello largo y caprichoso que por momentos es castaño oscuro, rubio, y últimamente multicolor. Suele vestir de jeans, tops y cholas o con vestidos muy cortos y nunca sale sin ponerse perfume y secarse el cabello.

Es caraqueña como yo, pero hace más o menos un año que vive en Estados Unidos, primero estuvo unos meses en Boston y ahora está estudiando en New Orleans. Desde el primer día en la ciudad, cuando yo andaba enclaustrada en el 7-D y sin conocer a nadie en esta sabana, ya La Pata tenía una pantilla de amigos. "Los boricua", los bautizó, porque naturalmente todos son de Puerto Rico.

La Pata y yo nos críamos prácticamente juntas. Vivíamos a cuadras de distancia, estudiamos en el mismo colegio, viájabamos juntas, salíamos juntas. Así que podría decirse que junto a su madre, su padre, y su hermana, yo soy una de las personas que mejor la conocen. Por eso, puedo decir con certeza absoluta cuál es ese atributo que hace a La Pata irresistible: es ese aire, de qué no le importa nada (aunque sí le importe). Avanza por la vida, con la mirada en el horizonte, los hombros hacia atrás y un tumbado que pareciera decir: si me miras bien, sino también. Su gran atributo es que La Pata seduce cuando no seduce.

El fin de semana me llamó a contarme que había ido a una fiesta de la universidad y que en la barra se puso a hablar al azar con un gringo. Éste le preguntó de dónde era, y ella contestó de Venezuela. "So, you are the hot venezuelan, every body talks about you, you are famous" (Con que tú eres la venezolana que está buena, todo el mundo está hablando de tí. Eres famosa). Luego le dijo que escogiera al hombre que quisiera, menos él, pues, era gay, y lo tendría. Patica me contó todo esto divertida, no tanto como si le importara el hecho de que se tiene levantada a media ciudad, pero como si le acabasen de contar un chiste bueno. Y es que así es La Pata. Ella es ella. Gústele a quien le guste.

2 comentarios:

z dijo...

Y yo que estaba pendiente de la extranjera. ¿La Pata no tiene blog?

Extranjera dijo...

Z La Pata no tiene blog pero le puedo sugerir que se abra uno. Creo que uustedes dos se parecen.... claro que no se si eso es bueno, o malo.