martes, 14 de octubre de 2008

La novia de la luna

La historia me la contó mi querida madre cuando era una niña. A mi madre no le gusta contar historias pero, para su pesar, ésta se le escapó y se convirtió en mi obsesión. Cada dos días le volvía a preguntar.
- ¿Pero estás segura de que estaba enamorada de la luna?.
- Eso decía ella, me contestaba mi madre.
Su amiga del colegio de monjas le decía a todo el mundo, sin vergüenza alguna, que ella estaba enamorada de la luna. No era una metáfora, me hizo saber mi madre.
- Esta niña se pasaba las noches mirándola y hablándole. Cuando teníamos una fiesta ella salía al jardín, o a la terraza y se pasaba la noche ahí.
La novia de la luna no estaba interesada en chicos. Decía que ella ya estaba comprometida, que su corazón le pertenecía a la luna. Por supuesto todo el mundo la llamaba loca. Mi madre dice que ella nunca la llamó loca, y siguió siendo su amiga, hasta que sus caminos se separaron, luego del colegio.
La última vez que la vió, fue hace como 10 años en una floristería. Parecía más perdida que nunca, me dijo mi madre, quien prefirió no saludarla pues entendió apenas la vió que la novia de la luna ya no pertenecía a este mundo. Había entregado su alma por completo a la dama plateada de la noche.
Esta historia viene a mi mente con bastante frecuencia, esta noche, cuando la miro sobre los techos neoyorquinos que se extienden desde mi ventana, cada vez que está llena, cada vez que escucho la canción de Mecano, o cada vez que intentó ver el supuesto conejo que se esconde en la luna y que es una especie de test estotérico para saber si uno está enamorado.
Cuando eso sucede le vuelvo a preguntar a mi madre si cree que en realidad su amiga estaba enamorada de la luna. Y mi madre me contesta cada vez con la misma paciencia que sí, qué por qué otra razón la miraría tanto, le hablaría tanto y se sometería a ser llamada loca por todos, si no fuese por amor. Sabia mi madre.

4 comentarios:

JOHAN BUSH WALLS dijo...

La opinión de las madres siempre será sabia. Eso lo aprende uno con los años.

Salú pue.

Doña Treme dijo...

La verdad, hay tantos tipos de amor... Que pensandolo bien, a pesar de su alienacion, seguramente ese amor le hizo menos danho que muchos otros...

A-nah! dijo...

jejeje... anoche también me fijé en la luna llena y también me acordé de otras lunas pasadas... :)

Extranjera dijo...

Johan, hola. Gracias por leer. Lei que eres de Guatemala. Te conozco? Cómo llegaste aquí?
Doña Treme: el amor casi siempre hace daño anque sea un lindo amor. El amor es difícil. Gracias por leerme
ah-nah! Che, sí la luna ha estado preciosa estos días.