jueves, 9 de octubre de 2008

Se busca una celebrity

Me confieso frívola. Sin pudor. Sin reservas. Sin ninguna vergüenza. Frívola como la que más, como la que lee Cosmopolitan, Vanidades, In Style y colecciona Vogue, cómo la que está pendiente de quien se pone qué en los premios Emmy u Oscar, o cómo la que ojea People para enterarse de qué estrella fue de compras o está en rehabilitación. Y como un día el escritor venezolano Adriano González León me dijo que la frivolidad no era un defecto, que el problema era la estupidez, yo abrazo mi frivolidad e intento huir de la estupidez (supongo que no siempre lo logro).
Como la frívola que soy, cuando me mudé a Nueva York soñé con la posibilidad de encontrarme a alguna celebrity: Natalie Portman con su perrito en Tribecca, Robert De Niro cenando en algún restaurante, Scarlett Johansson de compras, Michael Douglas tomando Martini en el Boat House de Central Park. A este último, lo vio Luciana hace una semana. Dijo que andaba vestido de traje blanco y tenía una camisa azul eléctrica.
Lu tiene anotada en la agenda de su Ipod todas las celebrities que vio hace unos meses, el día de una gala en el Met: George Clooney, Dolce y Gabbana, la Johansson, y así unos cuantos que no me acuerdo porque eran demasiados. Lu que me da coco todo el tiempo con su lista de estrellas no pierde una para decirme, "no sabes a quien vi el otro día", como si hablara de una vieja vecina. Ya es prácticamente amiga de las chicas y el equipo de producción de la serie Gossip Girl, pues según ella se la pasan grabando por toda la ciudad, "No sé cómo no las has visto", me dice con dejo. Ahhhhh! Yo tampoco sé cómo no las he visto, ni a ellas ni a ninguno. He ido a Soho, a Tribeca, al Village, a Chelsea, al Upper East en busca de Woody Allen y nada. Lo más cerca que he estado de ver a una, fue un día en que aluciné con haber visto a la Johansson en el baño de Macy. Resultó ser una rubia común que sólo por capricho andaba con sombrero y lentes oscuros dentro de una tienda.
Hasta la Pachi que estuvo dos semanas aquí vió a las actrices de Gossip Girl, y Nicoleta, una amiga colombiana que no lleva ni un mes en la ciudad, ya se encontró con Britney Spears. Hace poco conocí a un periodista colombiano que va a la misma iglesia que la modelo brasilera Adriana Lima. Y entonces, será que se esconden de mí. O es cierto eso qué dicen de que mientras más se busca menos se encuentra. Como quien busca novio y esta más sola que la una. Yo no pido demasiado, no quiero autógrafos, ni fotos, ni hablarles. Nada. Yo sólo quiero ver a un famoso, por morbo, por curiosidad, para comprobar que no son tan perfectos cómo lucen en la tele o que sí lo son. Quiero ver a una celebrity por pura frivolidad.

7 comentarios:

My answer: dijo...

Carla
dos puntos
No te preocupes que el dia menos pensado ya vas a encontrate FRENTE A FRENTE con una celebridad y te daras cuenta que de perfeccion no tienen nada! La perfeccion hoy en dia se llama Photoshop...y esa es la pura verdad.

Extranjera dijo...

Jajaja. Tienes razón querida. El photoshop lo arregla todo menos el alma, y el cerebro. Jajaja, cursi que me puse.

Luciana dijo...

Mi querida extranjera,
Hoy conoci a la novia de Brad Pitt... y tu tambien!!!!

Extranjera dijo...

Jajajaja, es cierto!

francisco dijo...

Hermana, estas loca y me encantas!

No sabes lo que me divierte y entretiene tu blog.

Tenia tiempo que no lo leia asi que tengo some catching up to do!!

Oye, por ciero, nos podemos llamar!

Te quiero, besos!

Tu hermana

Extranjera dijo...

Hermana Francisco, me tienes en el olvido. Al menos te reportas por aquí. Que bueno que te gusta el blog. Y tu estás igual o más loca que yo.
Abrazos y besos
pd: es cierto, llamémonos.
Te quiero

Anónimo dijo...

Cooooo.... yo no sabia que salia como Francisco... voy a tener que crear una identidad!! ;D