miércoles, 1 de octubre de 2008

Yo, cómplice de vandalismo

Entré a la estación 181, como casi todos los días, pasé el torniquete rogando que la tarjeta pasara de una porque ya escuchaba el tren llegar, y me lancé hacia las primeras puertas abiertas que ví sin percatarme de quienes estaban adentro. Sólo vi que el vagón no estaba muy lleno y así es justo como me gusta viajar; con espacio.
Al minutos entendí porque nadie más estaba en el vagón. Los único pasajeros eran una banda de 12 niños negros entre 9 y 15 años de edad que tenían sprays y pinturas blancas en sus manos y que rallaban las paredes, los asientos y el piso del vagón sin ningún pudor. Se dieron cuenta de que yo estaba ahí y siguieron como si nada. Yo los miré, y uno de ellos me dijo en referencia a sus compañeros "no les hagas caso están locos". Mientras tanto los otros jugaban, o acaso era en serio, a darse puñetazos. Uno de ellos, se sentó a hacer un dibujo muy cerca de mi asiento, justo debajo de un cartel que decía "Be part of the solution no te pollution" (se parte de la solución no de la contaminación). Le pedí que por favor no me manchara y siguió como si nada haciendo sus garabartos.
Primero tuve miedo, después pensé que sólo eran niños, luego recordé la cantidad de niños que tienen acceso a armas diariamente en este país y volví a tener miedo. Quise preguntarles por qué lo hacían, pero preferí no meterme en un asunto que no me incumbía. Como todos aquí. Excepto que sí me incumbia, porque soy periodista, porque soy usuaria del metro y porque soy una ciudadana, y porque en el vagón del metro hay una afiche que por silencioso no deja de ser amenazador, donde se lee "If you see something, say something" (si ves algo, dí algo). No entiendo bien a qué se refiere, no se si la MTA pretende que nos convirtamos en vigilantes del metro, aunque por la forma en que la NYPD quiere involucrar a la comunidad en la lucha contra el crimen, pienso que sí.
Me bajé en la 175 y me cambié a un vagón con más gente, me baje de nuevo en la 168 y los volví a ver. Hacían ruido, caminaban tropezándose, tarareaban letras de rap. Vi a un trabajador de limpieza del metro y pensé en decirle que los chicos habían ensuciado el vagón, pero me dio fastidio, o temor.
Entré al ascensor, y los chicos venían atrás de mi y de un montón de gente. Seguían gritando. Pararon el ascensor pero luego no se subieron. Una mujer que estaba al lado mío en el elevador dijo "these kids" (estos niños) con tono de hastío, y yo de intrépida le dije que estaban haciendo grafittis en los vagones. "Ojalá yo los hubiese visto, los hubiese llevado con los policias y no los hubiesen soltado hasta que llegaran sus representantes". "Yo los vi", le dije. "Sí, por eso, ojalá los hubie visto yo", me dijo haciéndome saber con claridad que ella, al contrario de mi, sí hubiese hecho algo al respecto.
Nada. Me convertí en cómplice, sin saberlo o a sabiendas. Mi miedo o mi fastido pudieron más que mi deber ciudadano, lo confieso. Lo que pasa es que no se si estoy preparada para ser una ciudadana, ni buena ni mala, cuando apenas puedo sostenerme a mí y llevar una rutina medianamente decente. Mi papel es el de una observadora. Sólo quien observa mucho entiende qué sucede y sólo quien entiende qué sucede sabe como actuar. Y yo no estoy en ese lugar todavía. Mientras tanto me escondo en mi sentido común, o acaso cobardía.

7 comentarios:

Guso dijo...

Hey, que bien escribes, me hiciste sentir que era un usuario mas del metro de Ny viendo a los "niños" rayas las paredes...

Respecto a la idea del post, yo también he visto muchas cosas y no he sido capaz de decir o hacer algo, y no creo que sea cobardía sino que yo aún tengo muchos defectos y cosas por aprender como para venir a criticar o a reprender a alguien!

Saludos y pasare de nuevo por aca extranjera! ;)

Extranjera dijo...

Gracias Guso, que bueno que te gusta como escribo. Creo que es cierto, quien es uno para decir que esta bien o mal.

Saludos

Nos vemos aca o en tu zona

A-nah! dijo...

El silencio está injustamente subestimado cuando en ciertas ocasiones es un don.

(( Y deja a los niñitos, el Subway con graffittis es más pintoresco y quien sabe si de ahí sale un nuevo Pollock ))

Muak!

Anónimo dijo...

Pues Carla, ten mas cuidado y tómale una foto a los negritos la próxima ves,

Hasta luego,

Extranjera dijo...

Ah-nah dudo de que esos garbatos salga algun Pollock y aunque prefiero un metro limpio no voy a ir de acusneta a donde los policías. Y tienes el silencio está subestimado.
Anónimo:Lo de la foto era complicado porque se hubiesen dado cuenta. Saludos!

Carito dijo...

Seguramente todos hemos sido cómplices alguna vez, con o sin intención!...
Por cierto te agregaré a mi lista de blogs, espero que no te importe!

Extranjera dijo...

No por supuesto que no, más bien te lo agradezco muchísimo. Tu también estrás en el mío. Quería agregarte desde hace tiempo pero me daba pena. Soy un poco galla con esto de los blogs. Todavía estoy nueva.
Saludos